Una de las visitas que mejor sabor de boca nos deja es la de personas mayores. Son ya muchas las ocasiones en que han venido a visitarnos de residencias geriátricas o residencias de personas mayores, y, en absolutamente todas, el poso y las sensaciones han sido fantásticas.

VISITA RESIDENCIA CANUTO HEVIA 29-09-16

Recientemente han estado con nosotros un grupo de personas mayores residentes en la Residencia de Ancianos Canuto Hevia de Pola de Lena, y ha sido una experiencia especialmente memorable. Les brindamos una visita teatralizada en colaboración con El Trasgu la Fronda, y nuestro Dolfín les arrancó sonrisas, risas y hasta carcajadas.

No sólo estuvieron atentos a todas las explicaciones que las guías iban proporcionando o a las intervenciones de Dolfín y su asturiano de la cuenca: disfrutaron muchísimo viendo fotografías antiguas de gentes y pozos, a petición, que todos tenían algún pozo asturiano de especial querencia que deseaban ver: Santiago, Mosquitera … emocionante verles emocionarse y contar historias de su infancia y adolescencia cuando Dolfín compartió con nosotros la vida de su madre como trabajadora de la mina antes, y después, de HUNOSA; sorprendente la algarabía que les inundaba cuando les preguntaba por Jacinto el de Tuiza o les contaba lo que le había dicho Usebio el de Xomezana, poblaciones lenenses con las que no pensaban encontrarse en el Centro de Experiencias y Memoria de la Minería.

VISITA RESIDENCIA CANUTO HEVIA 29-09-161

Sus experiencias como picaor o vigilante, como esposa, hija o madre de minero y hasta como  carboneres, que vinieron algunas a la que le tocó “escoyer el carbón de la cayuela” convierten el trabajo en auténtico deleite: nunca tenemos suficiente, siempre queremos que nos cuenten sus experiencias porque con ellas es con las que se construye el futuro, por lo que es necesario que no caigan en el olvido.

VISITA RESIDENCIA CANUTO HEVIA 29-09-162

Os sorprendería el entusiasmo con que se iluminan sus miradas y sus sonrisas. Nosotros nos quedamos siempre con un regocijo interno de lo más reconfortante cuando les decimos ¡hasta la próxima!